top of page

"Las manchadas" por Karla Peláez Pérez

Vengo de una vida rodeada de mujeres

Mujeres de piernas gordas y caderas anchas

Mujeres con un arcoíris en la piel, cabello negro y una silueta que nadie puede igualar.

Mujeres cuyo color de piel opaca al sol

Mujeres que no se frenan por un mal de amores porque lo curan con un té de hierbas y un bañito caliente

Mujeres que han sido llamadas “las manchadas”

Porque defraudaron la herencia familiar

Mujeres que llevan tatuado en su cuerpo la marca de la impureza y la deshonra

Mujeres cuyo castigo fue el rechazo familiar por ser dueñas de su cuerpo y sus decisiones

Por decidir con quien compartirlo y a quien negárselo

Mujeres orgullosas de sus vellos en las piernas, con moretones, cicatrices y una que otra constelación en la espalda.

Mujeres que se han lastimado a sí mismas pero sonríen, se aman y se perdonan.

Mujeres grandes que nunca se avergüenzan de sus lágrimas pero sí del motivo de ellas.

Mujeres sabias que curan

Mujeres frías a ratos

Mujeres distantes físicamente pero que comparten el dolor y la sangre.

Mujeres individuales pero unidas con el alma.




“Arena”

Soy una mujer del mar

Estoy hecha de arena,

Nací de entre las olas y sus estruendos contra las rocas,

Mi piel es de oro y brilla al salir el sol.

Tengo agua salada en los ojos

A veces me da por nadar a casa y me vuelvo una con el mar

Me pierdo en el melifluo sonido de las olas y despierto con los besos del viento que a veces despeinan mis raíces y las hace volar siempre para atrás, con la dirección de los cometas que los niños vuelan al atardecer.

Estoy hecha de mar, de mar con sal y todas mis aguas se azotan contra las rocas de la realidad.



“Lienzo”

Mi cuerpo siempre será un lienzo para los que se aburren de pintar en otros cuerpos,

Para los que se cansan de amores baratos, de amores de rutina, de amores efímeros y de amores que no son amores.

No es un lienzo en blanco, tiene unas cuantas marcas de quienes pasan y no limpian el desastre que dejan, pero es un lienzo suave y cálido para posar tus manos sobre él y comenzar a pintar una historia diferente.

Una historia con final aparente o una historia eterna si así o quieres.


“Lluvia ácida”

Lloras y destruyes todo a tu paso,

Se te borra la sonrisa y las pecas vuelven a ser cafés, se te desordena el pelo, y las nubes parecen caer.

Eres tormenta y tsunami, eres llanto del que inflama y eres lluvia que deshace.



 


Karla Peláez Pérez


24 años

Oaxaca de Juárez, Oaxaca

Egresada de la facultad de idiomas de la Universidad Benito Juárez de Oaxaca en 2020. Fue en 2018 que comencé a compartir mis escritos. Curse 2 talleres impartidos por la difunta escritora Oaxaqueña, Guadalupe Ángela quien me impulsó a buscar medios de difusión para mi poesía. Comencé en redes sociales y hasta el momento siguen siendo mi principal espacio de difusión.

He colaborado con algunas páginas de poesía feminista de la CDMX y el norte del país.

En 2020 en plena contingencia, tuve la oportunidad de trabajar en el proyecto de arte “brujas” con artistas latinoamericanas en una exposición virtual.

30 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page