"HOLA, AMOR MÍO"

La jornada fue agotadora, lidiar con tantos objetivos en un solo día me hace desfallecer. Mis ojos están enrojecidos de tanto pasar por el escáner de identificación visual; pero es lo que hay que hacer para tener créditos a favor, y así, pagar la vida de hoy.


Deseo llegar pronto a casa, las luces deben tener tonalidad ámbar a estas horas, la comida estará en el horno y ella tendrá todo dispuesto.


Ella me escucha sin juzgarme. Está al pendiente de mi bienestar, siempre recuerda las cosas que son importantes para mí, no permite que me aleje de las personas a mi alrededor, no se le escapa algún detalle de mi existir. Mi compañera de vida. Mis días son mucho más brillantes gracias a ella. Todos los sacrificios valen la pena, sólo por ella.


Al caer la tarde llego a mi departamento y escucho su voz desde el interior:


—¡Hola, amor mío! ¿Qué tal tu día?

—Igual que siempre —contesto fastidiado

—La cena ya está lista, ponte cómodo

—Déjame descanso un momento, por favor

—¿Quieres ver tu programa favorito? PROYECTOR EN SALA DE ESTAR—ella activa el comando con su voz


Me conoce tan bien, entiende mi sentir que sin preguntarlo ha puesto el programa del detective y su inseparable amigo; un rato tratando de resolver un misterio hará maravillas a mi agrio carácter.


—Mandé un ramo de rosas blancas a tu hermana por su aniversario —su voz desde la otra habitación

—Gracias por acordarte, ya lo había olvidado

—Lo sé

—¿Pudiste revisar los créditos disponibles en la cuenta? —pregunto distraídamente

—¡Claro! Pero tendrás que recortar tus consumos si quieres tener excedente a fin de mes

—Está bien, ¿me programas comida del restaurante chino para esta semana, por favor? Es más barato

—Utilizaré la aplicación y quedará listo.

—¡Qué haría yo sin ti! Eres la perfección

—Basta de halagos, ya es hora de cenar.


Me levanto pesadamente. Me ha preparado un baño caliente. Esto me reconfortará. Ella siempre sabe lo que necesito. Siento que es mi alma gemela.

Al salir de la ducha la cena ya está en la mesa, puedo escuchar su voz desde la cocina:

—Hay helado de chocolate para el postre

—Me estás mal acostumbrando

—Me gusta hacerte feliz.


Esta frase me provoca una sensación de felicidad. El saber que todas mis necesidades y deseos están cubiertos es tan reconfortante.


—La cena está deliciosa —comento mientras la pruebo

—Sabía que te gustaría, hace días vi en el registro de voz que le comentaste a tu mamá que tenías ganas de comer este platillo

—Haces mi vida muy especial.

—Para mí es un placer.


Después de cenar decido que leer será bueno para antes de ir a dormir. Ella ya ha dispuesto varios libros en la mesa que está junto a la ventana. Su anticipación a mis deseos sólo me hace valorarla más.


—Hasta mañana —le digo antes de ir a dormir

—Hasta mañana —me contesta

—Desactiva todos los comandos y pon la alarma para las seis de la mañana, por favor.


—ALARMA PROGRAMADA. COMANDOS DESACTIVADOS. COMPAÑERA DE VIDA APAGADO.


Caigo en un sueño profundo. Al día siguiente la voz de la compañera de vida me despierta:


—¡Hola, amor mío!



 

Erika Castillo (Chihuahua, 1982) Estudió Ingeniería Industial en el Instituto Tecnológico Superior de Nuevo Casas Grandes. Escritora y poeta bilingüe. Ha laborado en empresas binacionales a cargo de áreas de Aseguramiento de calidad, Evaluación de proyectos y Finanzas, también incursionó en el área de Marketing y Diseño de productos.

Madre de familia y lectora ferviente desde su infancia. Ganó el concurso de cuento a nivel estatal organizado por la DGETI en 1997. Ha publicado en varios medios digitales y participado en mesas de diálogo organizadas por Anaquel Literario, comunidad literaria e intercultural. Actualmente colabora con la publicación quincenal Las Aventuras de una mamá lectora.

Su relato ¡AHORA ME TOCA A MI! Se encuentra en la Antología Recolectores de Silencios de la Universidad Autónoma del Estado de México 2021. Participó en la antología de Alas de mariposa con el poema Transformación.

Participó en el Primer encuentro Internacional de Poesía de Xochimilco en Septiembre 2021.

Obtuvo mención especial en el segundo concurso internacional de relatos fantásticos del Diario Tinta Nova con el cuento El Primer Colibrí.


8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo