"Carta para Elisa"

por Mayra Ortiz


Hola Elisa:

Sé que esto es confuso para ti, hace apenas unos días le decías a todo el salón que eras una hetero de hueso colorado y ayer te cacharon unos recortes en tu diario de guapas famosas que eran tus crushes, rompiéndote el corazón en mil pedazos por la forma tan fea en la que te pusieron en evidencia, bueno, a mí me lo rompiste cuando te vi llorar desconsolada mientras las otras muchachas se reían de ti, de verdad no pude con eso.

Después de eso, me puse a recordar la otra vez que te invité un helado y acabé comiendo sola porque estabas a dieta y eso aumentaba las calorías, o también cuando me ofrecí para apoyarte con el proyecto que tu equipo te dejó porque estabas hasta las 3 de la mañana haciéndolo, impidiéndote dormir, todo porque solo tú podías lograrlo y tenías que luchar por una buena calificación. Entre otros tantos ejemplos que me acabaría el paquete de hojas que me queda.

Quiero decirte que comprendo tu situación, no es fácil romper con esa imagen de niña buena que nos dijeron que teníamos que tener, ahora hasta el Instagram y el Tik Tok nos dicen como deben de ser nuestros cuerpos, mentes y nuestras vidas, y cómo nuestra sociedad nos manda que debemos dosificar nuestro placer para ser las muñequitas lindas y decentes, y así se nos quiera; ahora lo entiendo todo, por eso los vatos se sacan de onda cuando las mujeres no gimen como en las pelis porno, por eso en el centro comercial solamente sacan tallas medianas que parecen chicas y chicas que parecen extra chicas, para que alguna persona llenita se sienta mal y se limite a comer si es que quiere que le entre el vestido, o por eso cuando éramos niñas, nuestros papás no querían que fuéramos a jugar con los charcos en la lluvia porque teníamos la ropa recién limpia y había que ir a una cena familiar, es demasiado desgastante saber que tienes que limitar de tantas cosas lindas y placenteras con tal de ser perfecta, o bueno, eso me pasa a mí también.

Así que ante todo esto, quisiera que supieras que aquí estoy, tienes mi hombro para llorar tu dolor, tenme la confianza de verte tal cual eres, conmigo puedes comer cuanto helado quieras, escuchar la música que quieras así sea la menos correcta, ponerte la ropa que te gusta, hacer las actividades que quieras, salir a donde quieras mientras me cuentas de tus crushes famosas y yo te platico las mías, ya no hay que limitarnos por los demás, esto tiene que ser solo nuestro, nuestro refugio, si aceptas, sabes que yo estoy dispuesta porque Dios nos dio la bendición de disfrutar, no hay que dejar que unos tontos nos digan lo contrario. Te quiere, Denys.


 




Mayra Ortiz (enero de 1999) nacida en Zamora, Michoacán, es egresada de la Licenciatura en Psicología y escritora, escribe poesía, cuentos y microcuentos, es una de las autoras participantes de Rémora Fanzine (2021) editado y producido por Luz Vesania, Parvada de Palabras (2022) editado por el CRAM (Centro Regional de las Artes de Michoacán) y creadora de su propio blog Notas Mentales.

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo